9 hábitos de las personas productivas

Sin importar dónde trabajemos o qué hagamos, todos queremos ser más productivos, especialmente en esta era digital, en la que contamos con tantas distracciones. 

La productividad no se trata de tachar más tareas de tu lista de cosas por hacer. De hecho, las personas verdaderamente productivas no buscan hacer más cosas, sino menos. El experto en productividad y gerencia de proyectos Tony Wong comparte los hábitos que debemos incorporar en nuestro día de trabajo:

  1. Recorta tu lista “por-hacer” a la mitad: no se trata de hacer tanto como sea posible en 8 horas. En lugar de tener 30 tareas pendientes, enfókate en completar las que realmente importan.
  2. Toma más descansos: luego de horas de trabajo, tu cerebro ya está fatigado, y es hora de refrescarlo con una caminata, una merienda o una breve meditación. Luego regresará recargado y listo para lograr mayor eficiencia.
  3. Sigue la regla 80/20: el 20% de lo que haces en el día produce el 80% de los resultados. Elimina aquello que no sea prioritario y que tenga efecto mínimo en tus resultados. Divide tu próximo proyecto en pasos pequeños y remueve sistemáticamente hasta que consigas el 20% adecuado.
  4. Aprovecha la mañana para enfokarte en tí mismo: arrancar la mañana revisando el e-mail y el calendario destruye la productividad. Esto permite que otros dicten lo que vayas a lograr. Comienza mejor con un buen desayuno, leyendo las noticias, meditando o haciendo ejercicio.
  5. Ataca tus tareas difíciles antes de almuerzo: hazlo mientras tu cerebro está fresco. Si tienes trabajo pesado o reuniones, déjalo para la tarde. Es una forma más productiva de manejar tu tiempo.
  6. Mejora tu etiqueta de e-mail: el e-mail es un asesino de productividad, una distracción para las áreas que realmente importan. No caigas en la trampa del e-mail, no te dejes distraer. Si una conversación por e-mail ya lleva más de dos “respuestas”, es hora de llamar por teléfono.
  7. Crea un sistema: seguramente has desarrollado con los años algunos hábitos que destruyen tu productividad. Para compensarlos, establece un sistema que mantenga alejadas las distracciones. Por ejemplo, si revisas el e-mail compulsivamente, planifica administrar tu bandeja de entrada un rato en la mañana y otro en la tarde.
  8. Deja de confundir productividad con postergación: aunque nadie lo reconozca, la postergación es la causa número uno de la pérdida de productividad. De hecho, muchos de los métodos de ahorro de tiempo son técnicas para evitar hacer trabajo de verdad. Enfókate en hacer las cosas que realmente importan en forma eficiente y efectiva.
  9. Para de hacer múltiples tareas a la vez: deja de intentar hacer 10 de las tareas por hacer a la vez. Cambiar de tarea 10 veces al día disminuye el coeficiente intelectual en 10 puntos promedio. Sé realmente eficiente y efectivo enfokándote en una tarea a la vez.

Ahora pregúntate:

¿Cuáles son las actividades que me darán mejores beneficios? ¿Qué puedo hacer sólo yo, que si lo hago marcaría una gran diferencia? ¿Qué puedo delegar?

Si no tienes un sistema de manejo del tiempo, te recomiendo que descargues mi Kit de Productividad gratuito, que contiene un PDF con la lista de tareas, así como un instructivo breve para que la utilices de manera efectiva. Recuerda que menos es más cuando se trata de productividad.

 


Michelle Campillo

Soy una creadora de oportunidades de éxito, coach, entrenadora, estratega en liderazgo y servicio, lista para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.