5 pasos para crear una cultura del agradecimiento

Seguro que la gente necesita que le paguen por su trabajo, pero eso no es lo que produce un buen rendimiento. La gente quiere que se aprecie su buen trabajo, y saber que se reconoce su contribución. Para lograr esto, debe crear una cultura del agradecimiento. Sigue estos consejos y no solo amplificarás la gratitud, sino que cambiarás la vida de la gente:

1. Alaba en público (casi siempre): así lo prefiere la mayoría de la gente, sentirse orgullosos cuando sus colegas saben que son reconocidos. También resulta bueno para el negocio, porque le demuestra a su gente que el trabajo duro y el buen desempeño son apreciados por la gerencia. Ten en mente, sin embargo, que algunas personas prefieren un trato más privado.

2. Habla desde el corazón: sólo premia a tus empleados cuando sinceramente creas que merecen el reconocimiento. Evita las falsas alabanzas, porque la gente descubrirá tu insinceridad y el reconocimiento perderá sentido. Corres el riesgo de que cuestionen tus motivos, y vean el premio como un acto de auto- promoción y no como una celebración de un logro. Cuando estés haciendo el reconocimiento público, concéntrate en los sentimientos positivos del momento y evita cualquier otra cosa (feedback, novedades en la empresa).

3. Sé específico: los empleados quieren saber lo que están haciendo bien, así que cita logros específicos en lugar de comentarios generales de un trabajo bien hecho. En lugar de “gracias por un trabajo fabuloso”, debes decir “veo que excedieron las metas de ventas en 40%… ¡Felicidades!”. Recuerda que el comportamiento que premias es el comportamiento que conseguirás cada vez más de tu equipo.

4. Personaliza el premio: a la gente la motiva distintas cosas – dinero, tiempo libre, ser promovidos. Al otorgar un premio por un esfuerzo que sobrepasó las expectativas, considera una compensación que sea beneficiosa y significativa para el empleado en particular. En lugar de adivinar lo que crees que es relevante, haz un esfuerzo por encontrar lo que realmente le importa a esa persona.

5. No esperes: es muy importante premiar a los colaboradores tan pronto después del logro como sea posible. Esto no solo muestra al equipo que estás prestando atención a todo lo que ocurre en la empresa, sino que indica que lo que ocurre te importa. Si por ejemplo un empleado descubre una forma más eficiente de compilar el reporte mensual, reconócelo tan pronto te enteres – de lo contrario, corres el riesgo que el empleado se olvide cual fue el logro.

 

Fuente.

 


Michelle Campillo

Soy una creadora de oportunidades de éxito, coach, entrenadora, estratega en liderazgo y servicio, lista para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.