7 consejos para crear un lugar de trabajo social

La insatisfacción de un equipo de trabajo puede causar estrés y un sentimiento de sentirse poco valorado. Un estudio reciente indica que buena parte de la insatisfacción es responsabilidad de la empresa: falta de oportunidades para crecer, alta carga de trabajo que ocasiona estrés, expectativas poco realistas, largas horas de trabajo.

Crear un lugar de trabajo más social puede ser la solución. Las oportunidades de colaborar y trabajar en equipo pueden hacer sentir a los colaboradores que no se limitan a hacer tareas, y que es parte valiosa de un equipo. Esto lleva a un aumento de la moral y aumenta la motivación y productividad.

A continuación, comparto algunas maneras de lograr que los colaboradores, más que satisfechos, estén contentos:

  1. Proveer beneficios en la oficina: grandes empresas tecnológicas como Google, Facebook, Twitter y LinkedIn son conocidas por proveer numerosos beneficios que promueven el compromiso. Detalles como gimnasio, horario flexible, vacaciones ilimitadas, servicio de lavandería o masajes pueden lograr maravillas en términos de la felicidad del empleado.
  2. Ofrecer oportunidades de colaborar: si la empresa está dividida en niveles (jefes, gerentes, empleados), puede ser hora de desechar las jerarquías y crear equipos de trabajo. Esto abre las oportunidades de socializar, y así la vía para resolver problemas y pensar creativamente.
  3. Crear comunidades online: muchos piensan que los medios sociales son buenos para la cultura corporativa. Crear grupos de empleados y ex-empleados (en Facebook, por ejemplo) para el proceso de reclutamiento, para mantenerse en contacto con ex-trabajadores y para colaborar y socializar internamente.
  4. Brindar espacios de relajación y distracción: colocar áreas de juego, como futbolín, dardos o juegos de mesa, alrededor de la oficina le permite a los colaboradores alejarse unos segundos de su escritorio y liberar estrés, al mismo tiempo que comparten con el resto de su equipo. También se pueden colocar esquinas de lectura, espacios de descanso o estaciones de café.
  5. Permitir el crecimiento desde adentro: si los empleados se sienten encadenados en su puesto y no ven ningún avance en su futuro, perderán la motivación. Aunque no puedan ser promovidos de forma rápida, se pueden cambiar las responsabilidades regularmente, de manera que puedan entrenarse unos a otros e idear nuevos proyectos. Eliminar la monotonía y repetición hace que la creatividad prospere.
  6. Reconocer a todos, no solo a las estrellas: no hay nada de malo en reconocer y recompensar regularmente a los empleados estrella. Pero si se descuida a los demás colaboradores, puede estar creando más sentimientos negativos que positivos. Es necesario apartar días para reconocer el aporte de cada departamento, cada equipo, cada persona, sin dejar a nadie por fuera.
  7. Mantenerse en contacto con las necesidades de los empleados: realizar entrevistas ocasionales uno a uno o en grupo puede ser una gran forma de ponerse al día y de asegurar que no se está pasando por encima a los problemas. Si el equipo ve oportunidades de ofrecer feedback, se sentirán más cómodos mencionando sus problemas y ofreciendo soluciones cuando estos surgieran.

Con frecuencia, las empresas tratan a los empleados como amenidades y no como las criaturas sociales que son. Tomar en cuenta las necesidades del equipo y diseñar el lugar de trabajo para que sea social, hace que las insatisfacciones desaparezcan y que el compromiso tome vuelo.

Fuente.


Michelle Campillo

Soy una creadora de oportunidades de éxito, coach, entrenadora, estratega en liderazgo y servicio, lista para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.