7 claves para enfrentar una crisis y salir fortalecido

En algún momento de nuestra vida todos enfrentaremos una crisis, ya sea personal, profesional o, en muchos casos, en ambas esferas. Las épocas de relativa calma en las que uno podía conocer el camino certero hacia el éxito y donde su logro dependía de seguirlo, han terminado.

La realidad es que vivimos en tiempos complejos y dinámicos en los que es seguro que en algún momento de nuestra existencia enfrentemos una crisis, sino es que varias. Pero, ¿qué podemos hacer al respecto para asegurar nuestra existencia o al menos nuestra transición?

A continuación, 7 claves para enfrentar una crisis poderosamente y salir adelante con más fuerzas.

  1. Relaciónate con la situación tal como es. Al enfrentar una situación adversa, la mayoría de las personas en las organizaciones empiezan a formular pretextos o razones por las cuales no son responsables. Otros, simplemente evaden la situación y esperan a que esta mejore por sí sola; ninguna de estas maneras de ser es efectiva. La manera más poderosa de lidiar con una crisis es relacionarte con ella y asumir la situación tal como es: para bien o para mal e independientemente de qué o quién causó esta crisis, entre más rápido asuma uno la situación, más rápido podrá salir de esta.
  2. Mantén la calma y la fe. A menudo, nuestra reacción ante una crisis es entrar en pánico, molestarse, atemorizarse, preocuparse y/o tomar acciones reactivas. Un líder sabe que este es el momento más crucial de su liderazgo; cualquiera puede serlo cuando todo está saliendo de maravilla, pero un verdadero líder es aquel que mantiene la calma e infunde fe en otros cuando las cosas no están saliendo como uno quisiera.
  3. Analiza la situación e identifica el problema adaptativo. Una crisis, por definición, presenta situaciones adversas desconocidas en su solución y/u origen para la empresa. Tomar las mismas acciones de siempre o reaccionar de manera instintiva seguramente no va a resolver el problema. Así, es importante en momentos de crisis que te tomes el tiempo para analizar la situación e identificar el problema adaptativo; es decir, la transformación que se requerirá en ti, en los demás y en la organización que tiene una mayor probabilidad de éxito.
  4. Convierte el problema en una oportunidad. Aunque los hechos de la situación son externos a nosotros y por ende independientes, la manera de interpretarlos sí depende totalmente de nosotros. La mayoría de las personas tiene una interpretación negativa de un momento de crisis y le asigna automáticamente adjetivos negativos, tales como “esto está muy mal y es injusto”. Esta manera de interpretar la situación te deja como víctima y con poco poder para lidiar con ella efectivamente. Una manera alterna e igualmente válida de interpretar una crisis es relacionarse con esta como una oportunidad. Henry Ford solía decir: “El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo de una manera más inteligente”.
  5. Haz equipo. Una crisis se presenta con situaciones adversas y en gran medida desconocidas para nosotros. También nos exige cambios radicales en nuestras maneras de ser y operar. Estos cambios a menudo implican sacrificios por parte de los miembros del equipo o los integrantes de la organización, así como una mayor necesidad de contar con la inteligencia colectiva del grupo. Para poder sobrepasar exitosamente momentos de crisis es absolutamente necesario hacer equipo y enfrentar la situación como tal. Ninguna persona por sí sola puede lograr lo que un grupo de personas comprometidas y alineadas como equipo puede lograr en conjunto.
  6. Ponte en acción. Lo único que produce resultados en esta vida son las acciones. Una vez que hayas analizado la situación y hayas hecho equipo para resolverla, es necesario que te pongas en acción. Estas acciones tienen que ser diferentes y contundentes, de manera que produzcan resultados extraordinarios en el menor tiempo posible.
  7. Aprende e innova constantemente. Los momentos de crisis nos ofrecen oportunidades de oro para aprender y evolucionar, pero no es necesario ni recomendable que esperes hasta que tengas el agua en el cuello para hacer esto. Puedes aprender e innovar constantemente, los tiempos altamente dinámicos y complejos en los que vivimos lo exigen. Si no lo haces, es muy probable que desaparezcas o decaigas drásticamente, como en el caso de empresas como Kodak y Sony que en algún momento fueron los líderes de su industria.

En momentos de crisis, las personas tendrán que elegir entre ser reactivos o ser proactivos. Ser proactivo implica afrontar la situación tal y como es pero dentro de un contexto poderoso que facilite su resolución. Sigue estas 7 prácticas para evitar crisis innecesarias y enfrentar aquellas que no puedan evitarse.

¿Cómo has enfrentado una crisis en tu empresa o en tu vida personal? Comparte debajo para ayudar a fortalecer nuestra comunidad de Guerrer@s.

Fuente.


Michelle Campillo

Soy una creadora de oportunidades de éxito, coach, entrenadora, estratega en liderazgo y servicio, lista para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.